Tras cinco décadas de luchas los andalucistas se disuelven.

Luego de votaciones en el XVII congreso de andalucistas efectuadas en septiembre de 2015, con casi una totalidad del 100% de los votos presentes en este congreso extraordinario es decir con 57 votos a favor y 2 abstenciones el partido andalucistas se disuelven en su totalidad. Creando cláusulas especiales para que los 317 concejales ya elegidos bajo las siglas de este partido pudieran hacer ejecute de sus cargos políticos.

 

El movimiento político andalucistas tubos sus orígenes de forma clandestina a mediados de 1965. Finalmente en la primera de este año en la universidad de Sevilla se formaliza el primer partido andaluz, los integrantes del mismo claros de que este nuevo partido traería exigencias de autonomía, política interna y reconocimiento de su propio gobierno europeo,  debía diferenciarse del ideal izquierdista quien tenía ideas muy similares a las ya mencionadas.

 

El movimiento andalucistas se caracterizó por la inclusión de ideales políticos, debido a que buscaban una democracia participativa en este partido ya conocido con las siglas PA se encontraban ideales izquierdistas, ideales derechistas e ideales centralistas. La presencia de los tres ideales políticos en esta región europea, traía consigo dificultades internas en el PA, los consensos eran más prolongados y con muchas opiniones obviamente encontradas.

 

A pesar de sus problemas internos el movimiento andalucistas y sus representantes lograron lo cometido, reconocidos políticamente como partido político, estuvieron presentes en elecciones libres y democráticas. Teniendo presencia y figura en el parlamento de Andalucía, también logrando en esas elecciones conseguir 365.000 votos, 30 alcaldías de la región y 545 concejales en toda la región de Andalucía.

 

Aunque el deterioro del partido andalucistas y posterior disolución del mismo se le atribuye a sus relaciones internas, y a los constantes debates que se daban  lugar sus representantes entre ellos, el partido andalucistas tuvo muchos logros antes de dejar la palestra política.